PERSONAS CREATIVAS QUE HAN CAMBIADO EL MUNDO

Personas creativas que han cambiado el mundo existen, no solo en las empresas, sino también en los deportes, en la música y otras muchas disciplinas. Muchos de los que promovieron un cambio gozaron del éxito en vida, la mayoría de ellos, por eso, murieron sin fama. Todos ellos ocupan las páginas de historia de campos como la Empresa, el Deporte o la Música.

Cuando nos hablan de términos como “una cabeza disruptiva” o “un innovador”, tendemos a asociarlos a la imagen del empresario visionario que introduce una idea genial en el mercado. Eso es correcto, aunque no deberíamos pensar que se trata de términos asociados a personajes tan recientes como Steve Jobs. La innovación a existido siempre y nosotros hoy destacamos algunos personajes que dejaron huella, más allá de la fama que pudiesen adquirir por otras cuestiones.

  • Wolfgang Amadeus Mozart:

Todos conocemos la historia de Mozart como la de un niño prodigio que componía sinfonías a muy pronta edad y tocaba el piano sin mirar. Es cierto, Mozart tenía un talento musical poco común y además tuvo la suerte de nacer en una familia en la que el padre era un ilustrado que pudo enseñar todo lo que sabía a su hijo. Pensemos que a día de hoy los niños que estudian violín todavía siguen un libro creado por éste, el padre de Mozart. Hasta aquí es la historia del genio de la música que a todos nos enseñan en el colegio. Lo que pocos saben es que el invento realmente genial de Mozart fue la creación del concepto “ir a un concierto”. En aquella época, saliendo del renacimiento y yendo hacia la ilustración y revolución de las estructuras de estado, el músico debía estar al servició de la nobleza, la monarquía o el papado si quería ganarse el pan. Ello llevaba a una esclavitud intelectual a la cual Mozart se reivindicaba constantemente; pues su música estaba condicionada a la voluntad de un ignorante: es como si le pidiesen a Messi que solo pase la pelota, que su rol es el de pasador y ya. Mozart era, pues, un burgués al servicio de la corte que no tenía libertad de comercio. Un buen día, éste decidió abandonar al Obispo que servía y viajar a París para montar los “Conciertos por suscripción”. Se trataba de una lista en la que la gente se apuntaba y, cuando había un número mínimo de asistentes, Mozart componía un concierto para ellos. Una idea brillante que fracasó en aquel entonces pero que, a día de hoy, toda la industria musical existe gracias a ella.

  • Johan Cruyff:

Si Johan Cruyff fuese director de una empresa crearía un dreamteam empresarial, pues la mágia de éste no residía tanto en el talento individual de los jugadores como en la identidad colectiva que creó el Genio holandés. En un universo futbolista basado en salir al campo a defender la portería acumulando muchos defensas y jugando a despejar el balón, Cruyff pensó la brillante idea de “la mejor forma de defender consiste en tener la pelota. Si el rival no tiene el balón no te puede marcar gol”. Con esta visión revolucionaria construyó un equipo en el que cada incorporación tenía una misión muy clara y específica. Los jugadores sabían perfectamente el porqué de su rol y lo que tenían que aportar para que el sistema fuese estable y exitoso. Un periodista, patidifuso por la defensa de 3 que planteó Johan, en la que la altura brillaba por su ausencia, preguntó en una rueda de prensa: “así os marcaran muchos goles de corner”. A lo que Cruyff, con una serenidad pasmosa, contestó: “pues entonces no concederemos corners”. Brillante idea, como la de quitar al delantero centro. Así de simples son las ideas geniales. Los defensas hacen marcaje al delantero, pues yo no tengo delantero.

  • Richard Wagner:

Richard Wagner nació en una familia Burguesa de Leipzig en 1813, en la misma ciudad alemana que Bach. A diferencia del maestro de las fugas, Wagner no tuvo una educación musical muy rica, la común que tenía cualquier niño de su entorno. En su adolescencia Wagner fue expulsado del colegio por ser un desastre, un caso perdido hasta en las clases de Literatura. Tuvo la suerte de tener un tío muy leído con el que pudo conversar. Éste le prestó un libro y Wagner empezó su revolución. Cuando su tío se dio cuenta de lo que había generado le entró el miedo y se disculpó ante los padres de Richard: “he encendido a la bestia”. Wagner decidió hacerse compositor. Sin tener nociones de Música sólidas se fue a escuchar la Novena sinfonía de Beethoven, volvió a casa extático y se puso a transcribirla en el piano. La inmensidad de Beethoven machacó el alma de Wagner y le hizo entender algo que no sabía explicar. A la mañana siguiente fue a ver a su profesor de composición y, emocionado le dijo: “¡he transcrito la Novena sinfonía!”. El profesor, atónito, le echó un vistazo a su manuscrito y le dijo que eso no era la Novena Sinfonia. Wagner se enfadó y le gritó: “es la Novena Sinfonia”. Lo que suele pasar a los grandes Genios es que entienden cosas que no saben explicar como se espera que se expliquen. Estaba claro que Wagner había absorvido la Novena Sinfonia, lo que no era visible para los ojos de una persona educada en la rigidez de un conservatorio, donde la música son negras, corcheras, silencios… Para las cabezas musicales por naturaleza, la música es una forma de pensar y eso es lo que entendió Wagner: aquella noche conoció a Beethoven en persona. Este compositor falto de formación académica inventó el Leitmotiv, idea en la que se basa toda la música del cine y la publicidad: asociar una melodia a un concepto abstracto como el bien o el mal. Es el caso de Star Wars. Cuando aparece Darth Vaider suena el Leitmotiv del mal.

En INSA Business School ofrecemos una sesión dedicada a Música y Publicidad, en la que explicamos a nuestros alumnos del Master en Dirección de Arte, cómo encargar o seleccionar un buen Jingle para un producto. Con Borja Estengre, compositor para marcas como Moritz y Publicista que ha trabajado en agencias nacionales e internacionales, les presenta casos reales en los que ha trabajado para darles la doble visión: Agencia-Compositor, y cómo trabajar para sacar los mejores resultados.

Programas Relacionados: